¿ÁRIDO NATURAL O ÁRIDO RECICLADO?

Desde La Obra productos y servicios queremos en esta entrada del blog explicar las ventajas del uso de los áridos naturales sobre los áridos reciclados. Uno de los gastos que constituye una parte importante del porcentaje de ejecución de una obra es la partida correspondiente al tratamiento de los escombros que se generan en las actuaciones de cualquier tipo en las obras y reformas. Estos gastos se deben a la gestión de los residuos sólidos procedentes de las demoliciones, totales o parciales, de edificios y viviendas. En estos gastos se incluyen los costes de retirada y traslado del material a vertedero, así como el canon de vertido que depende del volumen y del tipo de material que se lleva a vertedero. El concepto de reciclaje juega aquí un papel importante, ya que es deber de todos promover la reutilización del material de desecho en todos los ámbitos, siempre y cuando el nuevo uso que vamos a darle al material cumpla con garantías, sea su uso el primitivo o no. Cada vez más se ha de reaprovechar cualquier material con el fin de disminuir el impacto ambiental que conlleva su desecho. Es por ello, que últimamente se intenta dar una segunda vida a los residuos de construcción y demolición (RCD), con la creación de árido reciclado.   El árido reciclado es aquel material que proviene de la molienda y machacado del escombro procedente de antiguas construcciones, estructuras, explanaciones, etc. Este árido reciclado se puede clasificar según la procedencia del escombro primitivo, encontrando material que contiene restos, en mayor o menor de medida, de yesos, productos cerámicos (ladrillos, tejas, azulejos cerámicos...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies