Scroll to top

Qué es el cemento gris

En el post de hoy queremos hablaros sobre uno de los materiales de construcción más emblemáticos. Se trata del denominado cemento gris. Este preparado de cemento es un producto que nos ayudará en la ejecución de cualquier obra. El cemento gris es uno de los cementos más usados tanto en las construcciones profesionales como en las más amateurs. A continuación resolvemos las dudas más habituales en torno a este tipo de cemento. 

Composición y usos del cemento gris

El cemento gris o Portland es un compuesto de minerales (silicatos, carbonatos, aluminatos de calcio, etc.) que actúa como ligante de materiales. Se obtiene triturando las rocas en las que se encuentran estos minerales hasta reducirlas a polvo. Después, es sometido a un largo proceso químico gracias al cual se obtiene el compuesto final.  

El cemento se usa tanto en la elaboración de morteros como de hormigón. Cuando el cemento se mezcla con agua adquiere ciertas cualidades plásticas que le permiten ser un buen aglutinante y, pasadas unas horas, se endurece obteniendo un resultado duradero. 

Después de secarse, lo que se denomina fraguado, adquiere sus cualidades resistentes que lo hacen un material tan interesante. De media, este proceso dura aproximadamente 10 horas. Sin embargo, existen en el mercado cementos de secado rápido que, como su propio nombre indica, se secan antes. 

Diferencia entre hormigón y el mortero

Son dos mezclas diferentes que utilizan el cemento para su composición. Se diferencian principalmente en uno de los materiales que las componen; son los agregados gruesos solo presentes en el hormigón

El mortero está compuesto por arena, cemento y agua; y cuenta con una resistencia aceptable. 

El hormigón, además de los anteriores, incluye en su composición agregados gruesos o gravillas. En algunos casos incluso cuenta con elementos que favorecen un fraguado rápido. Esta composición hace que el hormigón sea mucho más resistente que el mortero. Por eso, en el caso de los suelos de cemento que van a soportar grandes pesos, lo mejor es emplear hormigón. 

Otra de las mezclas posibles con cemento, pero que se usa para casos muy específicos es el denominado cemento ligero. Este solo lleva cemento y agua y tus proporciones son dos partes de cemento por una de agua. 

¿Cuál es la proporción del cemento? ¿Cómo se calcula el cemento?

A la hora de elaborar la mezcla, ya sea en hormigonera o de manera manual, hay que tener muy presentes las proporciones de los diferentes elementos. No prestar atención a este punto puede suponer serias consecuencias en nuestra construcción. 

Las proporciones para el mortero de cemento son las siguientes: 

  • 1 parte de cemento.
  • 4 partes de arena. 
  • 1 parte de agua.

En el caso del hormigón  las proporciones serían las que siguen: 

  • 1 parte de cemento.
  • 2 partes de arena. 
  • 4 partes de grava.
  • 0,5 de agua. 

Estas son las proporciones para realizar mortero u hormigón, sin embargo pueden ser modificables. Si aumentamos la cantidad de agua, por ejemplo, hace que la mezcla final sea más manejable, pero también hace que pierda resistencia el resultado final.

¿Cómo se hace la mezcla de cemento en una hormigonera?

Teniendo presente las proporciones que hemos visto antes, vamos a analizar cuál es el orden y la forma en la que elaborar la masa final. Lo primero que tenemos que hacer es encender la hormigonera, pues esta debe ir mezclando los compuestos según los vamos introduciendo, no a posteriori. 

El primer elemento que vamos a introducir es el cemento, a continuación la arena. Debemos dejar que se mezclen adecuadamente los elementos áridos antes de introducir el agua. Esta última debe incluirse en el momento en el que el cemento y la arena estén ya integrados. Una vez que ambos materiales se han mezclado, procedemos a introducir el agua, la cual debe hacerse poco a poco y de manera continua. 

Con todos los materiales en el interior de la hormigonera, la dejamos continuar, unos dos o tres minutos, hasta que la masa sea uniforme y no tenga grumos


En el caso del hormigón la mezcla de los elementos iría en el siguiente orden: grava, ½ del agua, cemento, arena y la otra ½ de agua.

Cemento gris La Obra

En La Obra Productos trabajamos el cemento gris en sacos de 25 kilos, lo que facilita su transporte y manejo. De resistencia media, especialmente recomendado para trabajos de albañilería.

Su composición le hacen ser un cemento que disminuye el riesgo de fisuración y mejora la trabajabilidad. Además, el desarrollo atenuado de calor de hidratación lo hace el producto perfecto para pavimentos firmes de hormigón, estabilizados con cemento, firmes de suelocemento y gravacemento; morteros de albañilería; y hormigón en masa o armado de resistencia media. 

El cemento gris La Obra incluye el sello verde de ECOOPERANDO y ha sido elaborado en fábricas que incluyen el sello de calidad medioambiental ISO 14001. En  la elaboración de nuestro cemento gris La Obra, se han producido un 35% menos de emisiones que en otros cementos. Se consigue en parte gracias a la utilización de combustibles y materias primas alternativas en su fabricación.

Conclusión

El cemento gris es uno de los compuestos más comunes en la construcción. También es conocido como cemento Portland y puede ser utilizado tanto en la elaboración del hormigón como de mortero o cemento ligero. Sus propiedades aglutinantes permiten realizar mezclas tanto con arenas como con compuestos gruesos y su resistencia le hace ser una buena solución para casi cualquier obra. Si quieres saber más sobre este compuesto básico en cualquier construcción, ven a visitarnos. Nuestros expertos os asesorarán tanto en los usos como en la manipulación y ventajas del mismo. ¡No dejes para mañana lo que puedes construir hoy!

Post relacionados

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat